Conservación del cuero

Hirsch Armbänder GmbH, Austria|Todos los productos

Conservación del cuero

El cuero es hermoso

El cuero es uno de los materiales más nobles y, al mismo tiempo, más polivalentes, que acompaña a la humanidad desde hace miles de años. Sin embargo y a pesar de la resistencia que adquiere gracias a los métodos tradicionales, como producto natural se ve expuesto a los influjos del medio ambiente y, con ello, a un proceso de envejecimiento.

La tecnología de producción de ribeteado patentada por Hans Hirsch, es decir, la unión sin juntura entre la piel superior y el forro, garantiza no obstante un estándar de calidad por el que desde entonces son célebres en todo el mundo los brazaletes de piel de Hirsch. Esta calidad Hirsch satisfacen muchas necesidades físicas, tales como una especial resistencia a la tracción, flexibilidad, resistencia a la transpiración, estabilidad cromática o resistencia al agua, y confiere a los brazaletes de piel de Hirsch una vida útil que va más allá de la de cualquier otro brazalete convencional de reloj.

No obstante, el sudor, las cremas de mano, los perfumes y otros influjos pueden provocar la pérdida de taninos y, con ello, pérdidas de calidad.

Modo de garantizar una larga vida a su brazalete

Para prolongar la vida útil de su brazalete, debe proporcionarle cuidados regulares. Para ello, lo mejor es que limpie su brazalete bajo agua corriente tibia y que lo seque a continuación con un paño de algodón. O, si lo prefiere, déjelo secar simplemente en su mano.

Le rogamos que tenga en cuenta que los cueros utilizados en los brazaletes de Hirsch están seleccionados para que no sea necesario ningún tipo de engrasado adicional, al contrario de lo que ocurre por ejemplo en el cuero del calzado. Precisamente, el engrasado del brazalete con crema para el calzado u otras grasas para cuero puede provocar reacciones químicas no deseadas con los taninos y, por tanto, una pérdida de calidad.

Garantía

Hirsch garantiza para el brazalete para reloj Hirsch una duración de uso de un año por lo menos. El cuero es bello porque se trata de un material vivo. Pero un producto natural se desgasta con el tiempo. Quien quiera evitar este efecto debería prescindir del cuero por completo.

La elaboración precisa, el know how de producción adquirido durante muchos años, la selección de materiales especialmente apropiados y no en último lugar el amor artesanal por los detalles nos permiten poder garantizar a pesar de ello una duración de uso de al menos un año. Estamos orgullosos de tenerle como cliente y le deseamos mucho éxito en la venta de brazaletes de calidad Hirsch.